lunes, 6 de junio de 2011

ENFERMOS METALES:



“todos vivimos en nuestra locura, y si esto es estar loco, yo también lo estoy”



ENFERMOS MENTALES:

A lo largo de la historia las enfermedades mentales, al igual que el resto de las enfermedades, pero en mayor medida que éstas, han sido terreno de la magia y la religión, cuestionándose continuamente su condición misma de enfermedades, ya sea atribuyéndoles un origen diabólico, en los tiempos antiguos, o un origen netamente social en la mucho más reciente anti psiquiatría.

Los trastornos de la salud mental durante siglos se mantuvieron como intrigantes afecciones que vivían en la oscuridad y el olvido, desde las civilizaciones más antiguas en donde su procedencia se atribuía a cuestiones mágico-religiosas e incluso demoníacas. Por lo que es a partir del siglo XX cuando se vio nacer a la rama más joven de las especialidades médicas, la “salud mental”, siglo en el que se comienzan a desmantelar los psiquiátricos de la época, dándole paso a una nueva disciplina de la medicina.

De manera que llegados a este punto sería necesario aclarar la siguiente cuestión: ¿existe alguna diferencia entre enfermedad mental y salud mental?, ¿hablamos de los mismos términos?

La salud mental está relacionada con la vida diaria de cada persona, puesto que significa la forma de relacionarse con sus familias, con sus compañeros, en sus comunidades, en la escuela, en el trabajo, en los juegos. A su vez está relacionada con la forma en que cada persona armoniza sus deseos, ambiciones, habilidades, ideales, sentimientos y conciencia, con el fin de satisfacer las demandas de la vida. Tiene que ver con: cómo se siente la persona consigo mismo, cómo se siente con otras personas, cómo satisfaces las demandas de la vida…

No existe una línea definida que divida la salud mental de la falta de ella, ya que hay diferentes grados de salud mental. Ninguna característica por sí misma puede ser tomada como evidencia de buena salud mental, ni la falta de una como evidencia de enfermedad mental; y nadie tiene rasgo de buena salud mental todo el tiempo. Realmente no existen teorías que expliquen en qué consiste la enfermedad mental, es un término muy relativo en el que influyen ciertos factores de riesgos que hacen ser a la persona más vulnerable ante esta situación, así como: el carácter individual (tomar ciertas sustancias estupefacientes), el factor genético de la persona afectada, el factor social (el ser una persona sin hogar), las situaciones ambientales, situación económica y las relaciones con la familia. Factores que influyen cuando la persona sufre alguna crisis.

Las enfermedades mentales más comunes suelen ser las siguientes:

- ESQUISOFRENIA

- ESQUISOFRENÍA PARANOIDE

- TRANSTORNOS DE LA PERSONALIDAD Y DEL ADULTO

¿Qué características psicosociales puede llegar a tener una persona con una enfermedad mental?

o Baja autoestima

o Inseguridad

o Carencias afectivas

o Baja capacidad de autocrítica

o Dificultades para diferenciar entre el bien y el mal

o Aislamiento

o Apatía

o Poca concentración

o Deterioro de habilidades sociales

Aunque la realidad de todo esto es que estamos hablando de un colectivo difícil de tratar, ignorados y tomados como locos no como enfermos, desde mi criterio y experiencia cercana al colectivo, son muchas las familias que no tienen la suficiente información de los recursos que existen para ellos, así de cómo deben de ser tratados por los familiares de las personas afectadas. No obstante, son muchos los enfermos con alguna enfermedad mental en España para tan pocos recursos y profesionales en dicho ámbito. Dieron un paso muy importante haciendo desaparecer aquellos escalofriantes manicomios que tenían a los enfermos en condiciones infrahumanas, drogados por la medicación y nada estimulados, excluidos y mal atendidos. Aunque ni una cosa ni la otra, existe muchas familias que mueren a manos de sus hijos enfermos, bien porque son mayores y no pueden tratarlos o póquer estos por su enfermedad deciden de no tomar la medicación recetada.

En los hospitales, existe la unidad de enfermos metales, caracteriza por ser una unidad con pocas plazas para los enfermos, ingresados cuando pasan por alguna crisis, ¿pero qué ocurre cuando el enfermo vuelve a su domicilio?, ¿Existe un seguimiento continuado de profesionales? Bajo mi parecer existe pocos centros como el expuesto por las compañeras durante su exposición: “ Comunidad terapéutica Santa Clara”, y sobre todo que se dediquen al tratamiento educativo de la persona cuando esta desee o se encuentre en situación de crisis, ya que las puertas se encuentran abiertas para cualquier usuario que desee hacer uso de ella.

Y por ultimo me gustaría resaltar la labor educativa que se lleva a cabo en argentina con enfermos mentales, esto sí que es intervenir de forma educativa con el colectivo, dejan que se expresen, son escuchados y tomados en cuenta. Tras la visión de este video podemos plantearnos… ¿realmente están locos?, esto es lo que sucede cuando a este colectivo se les deja canalizar sus ideas y desarrollarse como personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada